lunes, mayo 07, 2007

Asesino de flores

Caminaba a destiempo por los jardines de la memoria. Hubiera querido abismarse en la nada, pero éso también estaba prohibido. Ella había escrito en piedra su destino y él se había resignado.
Cuando la niebla dejó de gritar y se disipó, las flores yacían sin vida y sin una sonrisa. No, la vida no tiene la culpa de nada.

10 comentarios:

Juana Banana dijo...

¡Porqué se resigna él?

yo ando así amigo, a destiempo.

un gran abrazo sideral.

Juana Banana dijo...

versos que me nacieron de tu verso:

Yo escribí mi destino en piedra
Piedra que resiste piedra que pasa
Cúbica o filosofal
Piedra al fin.

Y si fuiste el testigo mudo
O si gritaste mi destino al viento
Y si sos mi compañero
o si sos mi desencuentro
y si sí pero si no
si tu cuerpo esta y tu alma no…

Yo escribí mi destino en piedra
Y estás ahí
Empedrado
En el alma mía.

despues lo postearé, vos y mis inspiraciones!
jajaja

Turulato dijo...

La memoria no rebla; nunca. Y nuestros destinos están escritos, como lo están todos los caminos antes de ser transitados. En piedra, a veces, sobre la tierra, siempre.
Somos nosotros quienes elegimos transitar este o aquel. Nos fiamos tan poco de lo que vemos y dedicamos menos aún a mirar las señales, que solemos perdernos en la niebla..
Y cuando se disipa, contemplamos agostada la esperanza.
Si; la vida no tiene culpa alguna. Está ahí, a un paso, para que la bebamos. Somos nosotros quienes nos dedicamos a ignorarla.

Y al cabo, nos queda por compañera esta tos seca y malquerida, pero fiel, que un día cualquiera terminará ahogándome.

L u n e S o l e i l dijo...

vine a leer la fuente de los versos de mi prima Juana. Bello lo que escribe ud. también.
lo leeré seguido.

Thalatta dijo...

Brotaron flores de entre las piedras, a fuerza de lágrimas y cuidados del jardinero. Soñaban que vivían mientras vivían, y al despertar, seguían viviendo, y al morir... nacían otras.
Y así de una cantera, a fuerza de lágrimas y cuidados, surgió un vergel.
Labra el jardinero su vida y tiene en sus manos cuidar un jardín o un lecho de piedra.
Muchos besos :)

Cobre dijo...

Me encantan tus palabras, como todo lo q escribes, lo q no me gusta tanto es a lo q me siguen sonando.
Hay palabras q odio profundamente, una de ellas es resignación. No hay q resignarse a nada nunca. Lo pasado forma parte de esa memoria q siempre va a destiempo y ahí se debe quedar. Hay q mirar al frente y vivir, no sobrevivir. Y ponerle un carro de ilusión a cada día!.

Besazos, Chafarderillo

MABANA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La interrogación dijo...

La niebla suele gritar. Con la boca muy abierta, mostrando un abismo del que nunca se ve el final.

MABANA dijo...

Claro que la vida no tiene la culpa de nada...ni nosotros...entonces quien??

Espero que pronto veas las flores mas hermosas que pudiste imaginar, de corazón te lo deseo!!

eloryn dijo...

La lluvia, el viento, el sol hay muchos elementos cosas que pueden erosionar la piedra y borrar esas palabras. Para que cojamos un cincel y escribamos unas nuevas.
Muchos besos