jueves, noviembre 12, 2009

Cosas de chicas (y 3)

Parece que quedó claro que cuando una chica elige un vestido o decide visitar al cirujano estético es porque quiere estar guapa, o más guapa aún de lo que ya es. ¿Y para "quién" quiere ponerse guapa? He escuchado muchas opiniones al respecto, pero voy a quedarme sólo con tres: Para ella misma, para los hombres, para las otras mujeres.
Posiblemente sea un conjunto, una mezcla de las tres posibilidades. Y, aunque mi amiga la Fatica me prevenga de que no me adentre en arriesgados jardines y Turu vaticine con rigor que me las darán todas en el mismo lado, no me resisto a la tentación de crear una pequeña polémica con este asunto. Por enredar, solamente.
Obvio será que la apreciación masculina limitará en buena medida mi opinión. Como también es obvio que las chicas tienden a volverse un poco herméticas en estos negocios, pues no acostumbran a dar mucha explicación sobre el por qué o por quién se ponen guapas. Propenden a dejarnos adivinar la causa, sobre todo si somos nosotros esa causa; y más vale que seamos capaces de dar con la solución correcta o el misterio sugerido.
-¿No me ves nada distinto?
-Te cambiaste el peinado.
Salvados.
-No, mastuerzo, llevo una blusa nueva.
Condenados.
Pero las chicas siempre perdonan nuestras torpezas y nuestros despistes y siguen poniéndose guapas para nosotros. Y sabemos que es para nosotros porque les sonríen los ojos al mirarnos cuando se han vestido su blusa nueva, esperando que nos guste tanto como a ellas.
Dicen (yo lo escuché en el tranvía, o en el autobús) que las mujeres no se ponen guapas para los hombres, sino para "su" hombre. Bajo el vestido o traje elegante y vistoso, se cubren con una ropa interior más primorosa todavía.
¿Sólo para su hombre? ¿Para si misma? ¿Para otras mujeres? ¿Por qué las mujeres eligen una ropa interior y no otra?
Los hombres, que somos sencillos y planos como el encefalograma de la momia de Tutmosis, tenemos pocas alternativas con respecto a la ropa interior. Las chicas tienen un universo y saben aprovecharlo. Si aplicamos un silogismo hipotético a este asunto de la ropa interior femenina, resultará que ellas son las complicadas y no nosotros.
Cuán importante es en una mujer su ropa interior.
Los chicos nunca llegaremos a las chicas a la suela del zapato. Pero yo este invierno pienso comprarme unos "marianos" monísimos por si hace mucho frío. ¿O no me los compro?

9 comentarios:

Turulato dijo...

De acuerdo en lo de la ropa interior. ¡Pero para todos!. Que no se imagina usted las desgracias que uno ha tenido que ver.. Como ese calvo "colombófilo" que se puso junto a un señor como usted.

Sobre lo demás, creo que todos nos arreglamos, en principio, a nuestro gusto, y en una segunda fase, para gustar. ¿A quién?. Pues que quiere que le diga.. Yo que tengo muy mala ......, porque me gusta descarallar al personal, me arreglo ante quien no sabe y me aberroncho cuando presumo que van de modelo olímpico.

MABANA dijo...

Pues bien, entro al quite, y digo...
y que conste que hablo x mi, simplemente...ok?

Me gusta arreglarme para gustar (y aqui viene el dilema por el órden que seria), siento que primeramente para mi, para sentirme agustito conmiguelita, en segundo lugar pues para "él", para que aprecie que bombon tiene a su lado (x supuesto!)y tercero para que me envidien mi buen gusto las otras congeneres mias (tanto el vestuario como en el galán que traeré babeando..hahaha)

Sobre la ropa interior, pues sinceramente, repito hablo x mi, mnkanta esta y la adquiero para mi ego, ahora bien, si además a "él" le fascina, pues ya esta, circulo cerrado!!

Mi madre siempre me decia, que como vistes x dentro, se proyectará x fuera, y vaya que tenia razón, claro pues era mi madre quien me lo decia!!

besimisimisimos querido Oshi, y tu sigue metiendote en camisa de once varas, que siempre saldrás librado, lo se bien x experiencia...tengas o no la razón!!

tamf

Anónimo dijo...

Si es que no se te puede dejar solo, cheposín...que no haces ni caso.

Pues tenía intención de pensar en algo ingenioso para decirte, pero me duele la cabeza y no tengo ganas. Hala! No querías tópicos? Pues ya tienes otro.

:-PPPPPP

PD_Mientras tanto, vete pensando en la diferencia entre un tanga y unas bragas de cuello vuelto...

Besicos de la fatica

Silvia dijo...

Yo me arreglo para mí, depsués para gustar a mi pareja (si la tengo y si no, procurando seducir para buscar una) y las otras mujeres, me la suelen traer al pairo. Porque si yo me gusto y le gusto a mi mozo...

Yo elijo mi ropa interior porque me gusta y me sienta bien. Y si me gusta a mí, espero que le guste a mi chico y que ésta dure poco tiempo puesta, la verdad.

Y eso de que no hay tanta variedad en ropa interior masculina ya no es cierto. En mi ciudad hay una tienda, en el barrio de Chueca, que se dedica sólo a ropa interior masculina. Tiene desde boxers clásicos, hasta suspensorios, calzoncillos con push up o un taparrabos.

Penélope dijo...

Sí. Definitivamente sí. Comprate unos marianos monísinmos. No sabes qué gozada es ver unos marianos preciosos y bien puestos que anteceden el placer de lo carnal. Sencillos y sin estridencias. Elegantes....
Y polémica...qué polémica? Yo me pongo guapa y me arreglo porque es mi naturaleza, y porque me gusta gustar a todos los hombres si es posible. A las mujeres? me da un poco más igual. Una mirada de admiración de una mujer, te hace sentir que vas por el camino correcto, te reafirma y te gusta, cómo no. Pero la mirada de admiración de un hombre es como la caricia de un elixir que te cae por la piel...A veces, con eso basta.

Penélope dijo...

Lo de la ropa interior es otro cantar. A veces las cosas van tan rápido que piensas que te podrías haber puesto la faja color carne de tu madre y ni se habría dado cuenta!! Y piensas: ¿"por qué no se habrá parado un ratito en admirar estas puntillas maravillosas de seda salvaje que me quedan divinas de la muerte?" Carne, carne!! Es lo que quereis!!!!!!

Kalia dijo...

Arreglarse. Ropa interior. Para gustos están hechos los colores: lo que para unos es arreglo, para otros es artificio, y lo que para unos es elegancia para otros es estar completamente pasado de época.

Varias puntualizaciones:
Cuando una chica se arregla lo hace en primer lugar porque le gusta. Si se gusta de ese determinado modo,"si se siente a gusto", seguro que estará cómoda, confiada y seducirá de manera natural a cuantos quieran contemplarla, sean hombres o mujeres.

Ahora bien, distinguiría entre dos formas, a veces opuestas, de arreglarse (y generalizo, como debe de ser): una es para gustar a los chicos y otra es para agradar a las féminas. En el primer caso tenderá a marcar sus formas, a resaltar esto o aquello que más aprecia de su físico; en el segundo buscará la elegancia, "el buen gusto", o lo que lamentablemente suele ser lo mismo, "la representación social". En este segundo caso las mujeres apreciarán las exquisiteces de sus sedas y no criticarán en absoluto su falta de pudor; en el primer caso los hombres las mirarán (con recato o sin recato), las mujeres las criticarán denunciando toda suerte de defectos y ellas estarán mucho más guapas y divertidas.

Por lo demás, no entiendo que sean las chicas solo las que tengan que arreglarse para agradar. Me gustan las chicas que lo hacen y me gustan los chicos que se preocupan por tener un buen aspecto. Se agradece. Es, al fin y al cabo, un asunto de buena educación, de consideración con los demás.

La ropa interior masculina: que sí, que cerca de mi casa hay unas tiendas que venden ropa variopinta para hombres (a que sí, Anónima Mer), que ya ha pasado el tiempo en el que los hombres eran seres grises y apagados. Pero unos marianos son unos marianos, claro. Como los de John Wayne en las pelis del Oeste: sexys, sexys.

¿Qué? ¿He contribuido algo a la polémica?

Anónimo dijo...

Jo kalía mas matao con lo de que los marianos son sexys,sobre todo los del jon vaine ese ,con la manía que le tengo !!!
A mí me gustan los señores bien presentaos ,por dentro y por fuera ,que quieres que te diga ,y las señoras también ,aunque alguna por mucho que se esfuerce la verdad,es que....

lola dijo...

En lo personal suelo arreglarme para sentirme satisfecha del refeljo que me devuelve el espejo, si acierto y me dedican miradas de admiración a mi paso, siento que confirman lo que el espejo me indicó, las miradas masculinas sulen ser como pirópos reconfortantes, y las femeninas una crítica que podría ser positiva o negativa, no lo podría definir, y la ropa interior suelo comprarla bonita pero cómoda y fresca, los hombres me gustan más con calzoncillos boxers siento que son más sexis. Mi opinión es que los marianos que te quieres comprar, házlo, creo que son muy cómodos y si estás cómodo estarás mas relajado y un hombre relajado es mucho mas sexi.

Un abrazo.