martes, marzo 29, 2011

Los expertos

Aluden a ellos con frecuencia en los medios de comunicación, en las más variadas tertulias y en las conversaciones de andar por casa. Ahora -con las calamidades que nos rodean- se han vuelto imprescindibles en el lenguaje cotidiano. Son los expertos. Da igual el asunto que se trate, aparece el socorrido "dicen los expertos", " los expertos aseguran", "estiman los expertos"... Pero, ¿quiénes son los expertos? Reconozco que no me ofrecen garantía alguna el criterio y el parecer de alguien etéreo de quien desconozco su instrucción y su competencia sobre el tema que me quieren explicar. Me resultan abstractos estos personajes.
Quisiera saber quién es el experto, cómo se llama, qué hace, a qué dedica el tiempo libre y en qué lugar se enamoró de su ilustración. Y, sobre todo, qué experiencia tiene sobre la materia para merecer la condición de tal.
Hay latiguillos similares en las expresiones "como dijo el poeta", ¿qué poeta? Porque poetas hay a manta. "Como dijo el otro", ¿quién es el otro? Quevedo en Los Sueños nos lo aclara transparente:
"Yo soy -dijo- un hombre muy viejo, a quien levantan mil testimonios y achacan mil mentiras. Yo soy el Otro; y me conocerás, pues no hay cosa que no la diga el Otro. Y luego, en no sabiendo cómo dar razón de sí, dicen: Cómo dijo el Otro... Yo no he dicho nada, ni despego la boca. Y quiero, por amor de Dios, que vayas al otro mundo y digas cómo has visto al Otro en blanco, y que no tiene nada escrito y que no dice nada, ni lo ha de decir ni lo ha dicho, y que desmiente desde aquí a cuantos le citan y achacan lo que no saben, pues soy el autor de los idiotas y el texto de los ignorantes".
Los incorpóreos y abstractos expertos vienen a ser similia similibus del personaje quevedesco, alguien a quien se alude cuando no se tiene idea de lo que se argumenta. Y los medios de comunicación en lugar de investigar con el tipo que sabe del negocio, se dejan acariciar por la vagancia y endosan a los "expertos" la responsabilidad de sus opiniones.

4 comentarios:

Kalia dijo...

¡Qué razón tienes!
Recuerdo que cuando estábamos en la frontera del cambio de milenio, un periódico bien conocido y de amplia tirada nacional decía que se había reunido una "comisión de expertos" internacional para determinar si el nuevo milenio empezaba en el 2000 o en el 2001. ¡O sea, que para contar desde el 1 hasta el 1000, y luego desde el 1001 hasta el 2000 había que recurrir al dictamen de los expertos! ¡País....!

(Me ha gustado mucho tu artículo. A ver si nos vamos animando).

Anónimo dijo...

Para" expertos" todos los contertulios de cualquier programa de radio ó televisión ,tambien sirven las cartas al director de los escuchantes-espectadores que puntualizan ó corrigen las opiniones de los "expertos " .Aquí todos sabemos de todo ,en realidad los" expertos" no hacen maldita la falta,lo malo es que cobran !!!

Turulato dijo...

O sea, todólogos. Prefiero a un profesional y, aún más, a quien tiene mucho oficio.

Hasta cuando te degüellan o te dan pol culo, lo hacen bien.

Anónimo dijo...

Pues yo soy "la experta". Sí sí sí. Soy experta en expertos. Y muy pronto escucharéis: "Dijo la experta en expertos...", o "Según dice la experta en expertos...".
Pero no soy "la otra", eh?! (O sí?) Glups!!!

Como dijo el otro...es todo broma.
Ja ja ja
Ya perdonarás, estoy hoy algo enrevesada (voy a mirar si existe).
Pues sí, existe. Enrevesadísima...(hotia, ésta no sé si existe)
Bueno, da igual.

Ya lo dicen los expertos...
;-)))

Besicos de la fatica